Top
¿Qué es un sindicato? – 30-30
fade
5804
post-template-default,single,single-post,postid-5804,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

¿Qué es un sindicato?

Tomás Holguín

¿Qué es un sindicato?

Tomás Holguín

 

En la sociedad han existido, existen y existirán distintos tipos de agrupamientos que cumplen distintos propósitos. Así tenemos gremios de profesión, organizaciones de derechos humanos, colectivos en defensa de la naturaleza, la mujer, los niños y otros, partidos políticos, clubes deportivos, sindicatos, entre otros. Cada uno de estos tienen distintas formas de convivir y organizarse; existen para distintos objetivos; tienen sus propios principios, ordenamientos y reglas que les dan sentido.


Un sindicato es un agrupamiento de trabajadores en una empresa o institución que tiene como objetivo formal la defensa de la fuerza de trabajo -manual o intelectual- ante el Capital. El sindicato, y con ello los trabajadores que lo integran, tiene una demanda económica concreta: vender, en el mercado laboral, a un mayor -y digno- precio su mercancía: la fuerza de trabajo.


Así son las cosas en la sociedad capitalista o de mercado. El empresario capitalista busca, por todos los medios posibles, abaratar la fuerza de trabajo, pagándole cada vez menos al trabajador y obtener de su uso en el proceso de producción la mayor plusvalía posible, con el propósito de generar nuevas ganancias.


En la dimensión del mercado laboral, tanto el empresario como el trabajador tienen una relación de igualdad, éste vende su mercancía llamada fuerza de trabajo y aquel paga por ella para ponerla a producir bienes y servicios. Dicha igualdad se desvanece cuando en la dimensión de la producción el empresario impone las condiciones en que se utilizará la fuerza de trabajo del trabajador, sin consultarlo. El empresario no es ya sólo dueño de la fuerza de trabajo por un periodo de tiempo específico, sino también de los medios de producción, de los productos y servicios que se producen socialmente, de la plusvalía (valor agregado a los productos y servicios como trabajo no remunerado al trabajador) y las ganancias.


Con un poder social tan desproporcionado del empresario -o de los capitalistas conformados como clase social- ante los trabajadores -constituidos a la vez como clase social en desventaja-, es que nace la importancia de los sindicatos, para que defienda la mercancía fuerza de trabajo en el mercado laboral logrando un precio digno -que satisfaga las necesidades básicas de vida y reproducción de los trabajadores-, así como en el proceso de producción para defender condiciones de trabajo dignas. Sin un sindicato, los trabajadores son individuos vulnerables socialmente: tanto en el mercado laboral con salarios miserables, como en el proceso de producción con condiciones de trabajo denigrantes.


En resumidas cuentas, el sindicato está para defender al trabajador colectiva y organizadamente frente a la patronal (empresa o gobierno), que también se encuentra organizada. Dicho de otro modo, defiende el trabajo ante el capital. Esa es su principal razón de ser.

 

 

Imagen: Detalle de mural de Diego Rivera en Palacio Nacional.


Tomás Holguín es médico psiquiatra del Hospital General de Ciudad Juárez y es parte de los fundadores del SMEEICH.