Top
Avanza la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la Universidad Nicolaíta – 30-30
fade
5267
post-template-default,single,single-post,postid-5267,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Avanza la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la Universidad Nicolaíta

José María Carmona

Avanza la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones en la Universidad Nicolaíta

José María Carmona

Los sindicatos universitarios de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el Sindicato de Profesores y el Sindicato Único de Empleados, están luchando en defensa del régimen de pensiones y jubilaciones. Hoy el subsecretario de educación media y superior, Salvador Jara Guerrero, el Congreso Local de Michoacán y la patronal universitaria, encabezada por Medardo Serna González, pretende aniquilar este régimen.

 

Es necesario precisar que las pensiones y jubilaciones de la universidad nicolaita son financiadas con el presupuesto universitario, de acuerdo al artículo 29 de su Ley Orgánica y pactadas en los Contratos Colectivos de Trabajo de ambos sindicatos. El trabajadores nicolaítas tenemos derecho a jubilarnos a los 25 años de servicio, tanto en el área docente como en la administrativa. Al hacerlo, recibimos un salario con todas las prestaciones, de acuerdo a la categoría que tengamos al momento de jubilarnos, el cual se incrementa en cada revisión salarial igual que a los trabajadores activos.

 

Otra prestación de los trabajadores universitarios nicolaitas es que –al igual que todos los trabajadores que están bajo el régimen de la Ley del Seguro Social de 1973– es que tienen el derecho a una pensión por edad avanzada. Es decir, gozan de una jubilación y una pensión –y cabe señalar que la jubilación no es lo mismo que la pensión. El Seguro Social otorga la pensión en dos casos: el primero, cuando dictamina incapacidad por invalidez del trabajador; y el segundo, cuando el trabajador cumple 60 años de edad. Como se puede intuir, tanto la jubilación a los 25 años de servicio como el derecho a la pensión del Seguro Social, son una conquista de los pocos que quedan del sindicalismo mexicano. La patronal universitaria pretende aniquilar este derecho, argumentando que es la causante del déficit financiero universitario y, por su parte, el Congreso Local le recortó este año 400 millones de pesos al presupuesto de la universidad por no haber cumplido con la promesa de la reforma a su régimen de pensiones y jubilaciones.

 

Es necesario señalar que el 80 por ciento de los profesores laboran por horas y su salario promedio no alcanza los 10 mil pesos. En cuanto los trabajadores administrativos, su salario promedio apenas alcanza los 7 mil pesos mensuales. Es cierto: en México cada vez menos trabajadores tienen seguridad social ni mucho menos una pensión. Por lo mismo, es importante contrarrestar no sólo esta ofensiva contra los trabajadores nicolaítas, sino contra toda la clase trabajadora de este país.

 

Hasta el momento, la patronal universitaria ha presentado de manera unilateral algunas propuestas, aunque nada en concreto, para liquidar esta conquista laboral. Ante esta ofensiva, los sindicatos universitarios, en particular el de profesores, han rechazado este intento de contrarreforma. El año pasado realizaron una huelga donde se consiguió el compromiso, por parte de las autoridades universitarias, de realizar una reforma integral. Es decir, una que contemple el aspecto académico, administrativo y financiero de la universidad, pero que preserve el actual régimen de pensiones y jubilaciones.

 

El rector Serna González, con la complicidad del Consejo Universitario, realizó foros para legitimar la contrarreforma ante la comunidad universitaria. Sin embargo, esos foros no pudieron realizarse en las instalaciones universitarias porque fueron saboteados por los trabajadores nicolaítas. Ante esta situación, el Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana convocó a otros foros para discutir democráticamente la reforma integral de la universidad nicolaita.

 

El evento resulto todo un éxito y durante 4 días participaron más de 2 mil asistentes, entre profesores, trabajadores y estudiantes, donde se discutieron los principios filosóficos, la democratización del gobierno universitario y la política de ingresos a la misma. En total, se presentaron más de 40 ponencias en seis mesas de trabajo.

 

La resistencia de la lucha por la defensa del régimen de pensiones y jubilaciones por parte del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana y del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana es alentadora. Por lo mismo, la patronal universitaria no ha podido avanzar en su intentona de aniquilar esta conquista laboral.

 

De los foros antes mencionados salió un programa de lucha que se llevará a cabo para seguir defendiendo el actual régimen de pensiones y jubilaciones en la universidad nicolaita. Este texto es, por lo pronto, un llamado para que la sociedad esté atenta.

 

Crédito de imagen: Adam Jones vía Flickr.


José María Carmona es profesor-investigador de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Share on Facebook7Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone