Top
Oaxaca: ¿se prepara una reedición del 2006? – 30-30
fade
4459
post-template-default,single,single-post,postid-4459,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Oaxaca: ¿se prepara una reedición del 2006?

Jesús Valdés

Oaxaca: ¿se prepara una reedición del 2006?

Por Jesús Valdez

Primer acto, toma militar del IEEPO: el gobierno de Enrique Peña Nieto apoyado por el gachupin  Gabino Cué Monteagudo toma militarmente el Instituto Estatal de Educación Pública en julio de 2015. En la base magisterial hay incertidumbre sobre su futuro laboral.

 

Segundo acto, una evaluación fracasada: pese a la desinformación e incertidumbre en la base, la evaluación punitiva de noviembre de 2015 es un rotundo fracaso. Según marca la Ley Federal del Servicio Profesional Docente, maestro que no se presenta a la evaluación es despedido.

 

Tercer acto, estalla el paro indefinido: el 15 de mayo el magisterio estalla un paro indefinido apoyado por grandes contingentes de padres de familia de la Mixteca, Sierra Sur y más adelante, el apoyo contundente de padres de la Mixteca, Miahuatlán, Tuxtepec, Cañada, Costa, Istmo, etc. En las primeras dos semanas de paro, pudimos ver multitudinarias muestras de apoyo de los padres de familia al magisterio, pero sin firmar un cheque en blanco. Hay desconfianza hacia los grupos de interés al interior del movimiento magisterial. Por ello, luchar contra la reforma educativa no sólo es acompañar al maestro o a la maestra en su lucha por demandas gremiales, no es darle su palmadita en la espalda y el clásico “estamos contigo” (pero de lejitos), sino todo lo contrario. El pueblo de Oaxaca es reservado, conservador hasta cierto punto, pero ello no quiere decir que sea tonto o que no perciba los cambios en la sociedad que directamente afectan su bolsillo. Tan es así que en regiones como la Mixteca, Sierra Sur, Zaachila, el maestro que no quiere luchar es despreciado por los padres de familia. Cuando el pueblo se moviliza, es contundente en su accionar. El Partido Obrero Socialista percibió que antes del proceso electoral del 5 de junio el proceso de acumulación de fuerzas había concluido (en su primer etapa), entonces dijimos ¿para qué nos alcanza la fuerza? Lo que siguió es conocido.

 

Cuarto acto: Represión y contra-ofensiva

 

Pasadas las elecciones, el movimiento entró en una fase de semi-desgaste, incertidumbre, pero con una voluntad inquebrantable de luchar y vencer. La primer semana posterior a la elección es un poco tibia, con acciones que las bases consideran un desgaste de energías. Sin embargo, el sábado 11 de junio es arrestado Francisco Villalobos, el segundo al mando en la Sección 22, y horas después, en la madrugada del 12 de junio, es arrestado Rubén Nuñez, Secretario General de la Sección 22. No queda tiempo para las medias tintas. Antes de que el magisterio lo piense dos veces, el mismo día y la misma madrugada en que son aprehendidos Nuñez y Villalobos, el gobierno federal y el gachupin Gabino Cué, lanzan una nueva provocación contra el magisterio que se encontraba bloqueando el crucero del IEEPO buscando desalojar a la disidencia.

 

Antes de que los maestros puedan organizarse para un repliegue tradicional, la Policía Federal lanza bombas de gas lacrimógeno directamente a la cabeza de los profesores. Es sabido que cuando estas bombas de gas impactan la cabeza o cualquier superficie, estallan y abren un par de esquirlas que al instante destrozan el cráneo del manifestante dejando una exposición cráneo-encefálica –vaya, se les ve el cerebro. Varios compañeros del movimiento social han muerto presos de estas bombas después de una lenta agonía. En otras palabras, ese fin de semana los policías tiraron a matar. Se habla de un maestro que en estas horas será atendido porque un bombazo le provocó un tumor en la cabeza; otro más fue atropellado el día de ayer martes 14 de junio en el crucero del IEEPO.

 

El día 13 de junio, la dirección de la Sección 22 y el movimiento social se reorganizan. Antes de que pase el humo de los gases y la adrenalina, se prepara el contra-ataque. El lunes 13 de junio amanecen 21 arterias carreteras bloqueadas, el aeropuerto también, y se instalan barricadas en el zócalo de la ciudad. Mientras tanto, las fuerzas federales son detenidas por padres de familia de Nochixtlán en la carretera México-Oaxaca. El bloqueo se mantiene hasta hoy miércoles 15 de junio y ha sido reforzado por más padres de familia de comunidades vecinas.

 

14 de junio de 2016

 

Los padres de familia que bloquearon la carretera mencionada, logran el retiro de las fuerzas federales. En el monumento a Juárez se concentran los contingentes del magisterio y del pueblo para marchar en repudio a la represión y en memoria del 10º aniversario del desalojo fallido del 14 de junio de 2006. La marcha empieza un poco tarde, pero abarca cerca de 11 kilómetros. Mientras la vanguardia entra al zócalo, la retaguardia todavía no sale del monumento a Juárez. En el transcurso de la marcha, se nota un ambiente festivo. A los maestros les viene a la mente las colosales jornadas de lucha del año 2006, pero esta vez se miran más seguros, más convencidos, más alegres, más experimentados después de varias décadas de represión y contra-ataques. Todos sabemos que esto apenas es el comienzo de una lucha de trascendencia histórica mayor. A diferencia del año 2006, cuando el movimiento se focalizó en la heroica ciudad de Oaxaca y algunas comunidades bajaban a la capital para luchar en torno a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, hoy el teatro de operaciones ya no es sólo Oaxaca capital, sino todos los centros políticos del estado, la mayoría de las arterias carreteras. La lucha no sólo es en la capital, sino en el corazón, en la raíz indígena de cada región, de cada pueblo. Y claro, la lucha es en más estados.

 

Por lo demás la jornada de lucha del 14 de junio del presente fue festiva. Hubo actividad cultural en el zócalo durante todo el día y la tarde-noche transcurrió al ritmo del “son de la barricada”.

 

Acto quinto: ¿Qué de donde son que de donde son?*

 

Hoy es miércoles 15 de junio, hay asamblea estatal, los policías federales están apostados desde ayer en Tehuacán, Puebla. La población y el magisterio de ahí hicieron una manifestación de repudio a la reforma, a la policía federal y en respaldo al movimiento magisterial del sureste: Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Michoacan y también Tabasco. El acceso por la carretera Puebla-Oaxaca está bloqueado, también se mantienen los bloqueos en las distintas regiones. Por ahora el eslabón más débil es Teotitlán de Flores Magón, donde los padres de familia urgen a los maestros para que se realice un cierre carretero en apoyo a la sección 22 para impedir el paso de la Policía Federal.

 

Lo que todo el mundo se pregunta es si estamos viviendo una reedición del año 2006, del movimiento de la APPO. La respuesta puede ser afirmativa durante lo que queda de este mes, pues como bien señalaba Carlos Marx, a veces la revolución avanza con el látigo de la contrarrevolución. La comisión política de la Sección 22 ayer dijo que de no obtener respuestas favorables, se estaría reactivando la APPO en todo el estado. Ni tardo ni perezoso apareció Flavio Sosa y otros oportunistas para decir “presente”. Son ellos quienes quisieran revivir la APPO no con un fin libertador… sino para volver a venderla tal y como hicieron hace diez años. Eso queda claro para muchos, pero lo que el gobierno federal teme es que esta vez la insurrección sea más abierta, más generalizada, más radical y más experta.

 

En resumen, la represión estatal sacó a la Sección 22 de su resaca electoral.

 

¡Ni con tanques ni metrallas, al pueblo se le calla!
¡Oaxaca no es cuartel, fuera ejército de él!

 

*Este tonito corresponde a una canción emblemática del año 2006: El Son de la Barricada


Jesús Valdés es militante del Partido Obrero Socialista en Oaxaca.

Share on Facebook93Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone