Top
Oaxaca: el gobierno vuelve a reprimir a los maestros de la Sección 22 – 30-30
fade
5402
post-template-default,single,single-post,postid-5402,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Oaxaca: el gobierno vuelve a reprimir a los maestros de la Sección 22

Juan Magariño

Oaxaca: el gobierno vuelve a reprimir a los maestros de la Sección 22

Juan Magariño

Después de las intensas movilizaciones del año pasado que pusieron en jaque al gobierno tras intentar imponer la reforma educativa en Oaxaca, el estado no ha cejado en sus ataques contra el magisterio de la sección 22. Aunque pareciera haber una tregua en relación con las evaluaciones para despedir a cientos de profesores en servicio, el gobierno ha continuado golpeando administrativamente al gremio. Descuentos salariales, toma de escuelas por parte de los charros de la sección 59, cooptación de supervisores escolares para amedrentar a los maestros de base, así como una interminable lista de acciones en contra del movimiento han caracterizado hasta ahora la estrategia gubernamental.

 

El aparato represor del estado ha cambiado la tónica e las últimas semanas, localizando e identificando a compañeros que han impulsado la reactivación del sindicato. Han sido amedrentados amedrentarlos, amenazados y hasta agredidos físicamente. Lo sucedido el pasado 15 de noviembre en el marco del primer informe de gobierno fue una muestra de lo que puede llegar a ser capaz el gobierno.

 

Como acuerdo de la asamblea estatal, los maestros de la sección 22 decidieron hacer acto de presencia en las inmediaciones del congreso estatal para manifestar su rechazo en contra del informe del cachorro Murat. La respuesta ante tal acción fue un gran cerco policiaco que mantuvo un bloqueo en todas las entradas, negando así el derecho a la libre manifestación hacia los disidentes.

 

Mario Martínez, dirigente regional del magisterio oaxaqueño y miembro del Comité Central del POS, al momento de su detención.

Algunos maestros se organizaron en brigadas para intentar buscar una ruta alterna, fue entonces cuando miembros de la policía estatal, de la Agencia Estatal de Investigaciones y el cuerpo de guardias personales del gobernador arremetieron contra la camioneta en la que viajaba 6 compañeros, entre ellos Mario Martínez, dirigente magisterial y miembro del Partido Obrero Socialista (POS). De pronto una bomba de gas lacrimógeno atravesó la ventana de la cabina del vehículo, obligando así a que los compañeros salieran de inmediato. A continuación, alrededor de 20 policías los rodearon y comenzaron a golpearlos. Entre puñetazos, patadas y toletazos ignoraron cualquier tipo de diálogo, a pesar de que se identificaron como miembros del Comité Ejecutivo Seccional. Posteriormente les arrebataron todas sus pertenencias y los esposaron para luego trasladados a una camioneta de la policía. Fueron puestos en libertad inmediata, luego de la golpiza, y la reacción de las bases no se hizo esperar al bloquear algunas calles.

 

Sigue sin resolverse el caso de los normalistas y los regularizados

 

Los mal llamados “regularizados” –quienes fueron separados de sus trabajos sin goce de sueldo- fueron mandados a presentar el examen punitivo a la ciudad de Puebla meses atrás. Nosotros nos opusimos y denunciamos como un acto de traición de la cúpula del sindicato el aceptar tal acuerdo. Lo mismo sucede con los normalistas egresados, a quienes se nos niega el ingreso al servicio a pesar de haber concluido nuestros estudios y estar preparados para estar al frente de un salón de clases. Hasta la fecha no tenemos respuesta satisfactoria del gobierno.

 

La razón por la cual el gobierno atacó con tal saña a los dirigentes de la Sección 22 el 15 de noviembre es que con eso golpeó a miembros de sectores que han mostrado su combatividad en la oposición a estas medidas. El principal es el Sector Periferia, perteneciente a la región de Valles Centrales, que cuenta con aproximadamente 4,500 agremiados y está representado Mario Martínez Cruz. En respuesta a las agresiones administrativas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca y a los acuerdos charriles de algunos dirigentes con el gobierno, Periferia ha mostrado que la auto organización de los trabajadores de la educación puede hacer frente a estos embates.

 

Ejemplo de ello fue la muestra de suma combatividad hace un año, cuando en las calles, el sector fue uno de los más participativos. Otro hecho fue la reacción inmediata de este grupo de maestros al enterarse que los compañeros regularizados habían sido enviados a “evaluarse”, pues se movilizaron para denunciar esta traición a las bases. Una situación similar se presentó en el marco de la realización de la Guelaguetza comercial del pasado mes de julio, intentando boicotear esta “fiesta” del gobierno e impulsando así los acuerdos de la Asamblea Estatal.

 

El pasado 7 de septiembre, cuando se pretendía que la llegada de Enrique Peña Nieto pasara sin inconveniente alguno sobre el cadáver de la sección 22, los maestros y el pueblo oaxaqueño dieron una respuesta contundente. Más de 15 mil maestros salieron a repudiar la llegada del presidente, desencadenando así más de 7 horas de enfrentamientos entre policías y disidentes. Peña tuvo que suspender su recorrido en el centro de la ciudad, cancelar la simbólica entrega de llaves de la ciudad y marcharse apresuradamente.

 

Las acciones fueron impulsadas en primera instancia por los maestros de la región de Valles Centrales. Lograron rebasar la postura conciliadora de algunos miembros de la cúpula, quienes optaron por movilizaciones tibias y con poca trascendencia. Cabe destacar que la mayoría de los detenidos y golpeados por la policía estatal ese día fueron mujeres del sector periferia.

 

Pese a estas intentonas del estado para acallar a quienes siguen protestando en contra de la mal llamada reforma educativa, los maestros siguen dispuestos a continuar en su lucha por la educación. Llaman a reorganizar el movimiento agitando a otros sectores para poder hacer frente a lo que se aproxima. En el momento en el que el gobierno parece subir el tono de la represión, es más importante que nunca organizar a la Sección 22 y prepararla para luchar contra el estado.

Crédito de imagen: Eneas de Troya vía Facebook.


Juan Magariño es recién egresado del Centro Regional de Educación Normal de Oaxaca (CRENO).

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone