Top
Oaxaca: entre la resistencia y la impotencia gubernamental – 30-30
fade
4419
post-template-default,single,single-post,postid-4419,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Oaxaca: entre la resistencia y la impotencia gubernamental

POS en Oaxaca

Oaxaca: entre la resistencia y la impotencia gubernamental

POS en Oaxaca
En días recientes nos reunimos los integrantes del Partido Obrero Socialista en la heroica Ciudad de Oaxaca. Les presentamos nuestro balance y perspectivas.

 

1. Nuestro balance es que la lucha del magisterio y pueblo oaxaqueño van a la alza. El gobierno federal y su versión metrosexual de Gordolfo Gelatino, Aurelio Nuño Mayer hasta hoy han sido impotentes para derrotar a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que pese a la retención de pagos, los descuentos y el discurso triunfalista del Estado, se mantiene más firme que nunca.
 
2. El pasado miércoles 25 de mayo, la ofensiva gubernamental se cernió sobre el sureño estado de Chiapas. Esperando un magisterio pasivo y cobarde, se topó con la resistencia no sólo de maestros, sino de padres de familia, amas de casa, estudiantes, obreros, el común de la gente que al grito de ¡ya basta! salió a defender a sus maestros. Nosotros pronosticamos días antes que Chiapas se encontraba en una frase pre-insurreccional, pues la resistencia de los maestros ya contaba con el apoyo de padres de familia y comunidades enteras en el plantón de Tuxtla Gutierrez, donde a pesar de un arduo calor, se respiraba solidaridad y respaldo de la población hacia la lucha de los maestros. El mismo 25 de mayo las fuerzas de la policía federal enviadas por el gobierno mexicano mordieron el polvo, fueron replegados hacia los hoteles donde se hospedaban ante una masa enardecida que exigía su retirada y la caída del gobernador Velasco, un personaje de telenovela casado con una actriz de Televisa. El antecedente inmediato a la resistencia chiapaneca, se encuentra en su homólogo oaxaqueño: la Sección 22, que después de un violento desalojo un 14 de junio del año 2006, comenzó la primera insurrección del siglo XXI que dio paso a la creación de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).
 
3. Jueves 26 de mayo, Oaxaca de Juárez. El arribo de 3 mil policías federales enviados por el presidente de México, Enrique Peña Nieto al aeropuerto Benito Juárez de esta ciudad anunciaba ya tambores de guerra. La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, agrupada en torno a la corriente disidente más grande de nuestro país: la CNTE; arribó al lugar de los hechos. Tras unas horas de bloqueo, los comandantes de la Policía Federal dieron a los maestros disidentes un plazo de 40 minutos para retirarse. En algunos sectores se respiraba el miedo, incluso la dirección ya planteaba retirarse en marcha al zócalo capitalino. Sin embargo, miles y miles de maestros arribaron hasta debajo de las piedras, el plazo estaba por cumplirse; entonces la resistencia magisterial ya contaba con cerca de 15 mil elementos que rápidamente acorralaron a los policías federales y los obligaron a retirarse. Esta acción fue considerada una victoria por el grueso de la base, porque se demostró quién manda realmente en la sociedad cuando se dispone a luchar.
 
4. Los días siguientes, 27 y 28 de mayo, se realizaron dos megamarchas en Tuxtla Gutierrez, Chiapas y la capital del estado Oaxaqueño. Pero no se quedó ahí, pues en todas las regiones de Oaxaca se dieron muestras masivas de apoyo por parte de la población. Destaca la participación de nuestros compañeros del Istmo de Tehuantepec, donde el apoyo de la población ha sido contundente y el 100% de las escuelas se mantienen cerradas, es por ello que el ataque del gobierno contra este bastión del movimiento magisterial ha sido dirigido contra esta punta de lanza de la resistencia. Juchitán de Zaragoza, la ciudad más poblada de la región Istmo de Tehuantepec en Oaxaca encabeza la lista de maestros cesados (despedidos), sin embargo los padres de familia y los profesores están en la posición de no dar un paso atrás. La resistencia del magisterio oaxaqueño, tiene su fortaleza en las regiones. Al contrario de 2013, la región Valles Centrales ahora es retaguardia en el movimiento en lo que a escuelas paradas se refiere, pero no por ello menos aguerrida.
 
Hecho este balance, consideramos que la fase de acumulación de fuerzas del movimiento magisterial y popular había llegado a un punto que podía lanzar una ofensiva contra la reforma educativa. Por ello consideramos, que el bloqueo de carreteras (por lo menos) sería el siguiente paso a dar en el movimiento, además de consultar a los padres de familia en todos los estados, para realizar una caravana masiva hacia la Ciudad de México. Con propuestas y tareas, enviamos a nuestros compañeros maestros de la Sección 22 a poner manos a la obra. Dichas propuestas fueron aprobadas en la Asamblea Nacional Representativa de la CNTE del día sábado 28 de mayo y ratificados por la Asamblea Estatal del magisterio oaxaqueño el día de ayer domingo 29 de mayo. Como hemos escrito en nuestra prensa, el próximo domingo es día de elecciones en Oaxaca, a los poderosos no les convenía despertar al dragón dormido, pero lo han hecho y tendrán que asumir las consecuencias. Esta semana puede ser definitoria para el movimiento magisterial y popular. Los bloqueos carreteros y otras acciones ya han sido anunciados en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y probablemente Michoacán. Esperamos que esta jornada sea victoriosa para los padres de familia y magisterio oaxaqueño, ahí estaremos presentes, como uno más en este gran movimiento.

 

Oaxaca de Juárez, 30 de mayo de 2016.

Crédito de foto: Jiuguang Wang.


Este balance provisional fue compartido por los camaradas del POS en Oaxaca al resto de la organización y a sus simpatizantes. Lo compartimos aquí por considerar que este documento tiene relevancia pública, pues permite asomarnos –así sea indirectamente– a los procesos de disgnóstico político del activismo oaxaqueño, uno de los más curtidos y revolucionarios del país.

Share on Facebook121Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone