Top
¡No a la zona militar y a las mineras en el Valle de Tlacolula! – 30-30
fade
5221
post-template-default,single,single-post,postid-5221,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

¡No a la zona militar y a las mineras en el Valle de Tlacolula!

¡No a la zona militar y a las mineras en el Valle de Tlacolula!

A los pueblos del Valle de Tlacolula y las ocho regiones de Oaxaca

A los medios libres y autónomos

A los colectivos y organizaciones sociales

 

Ante los últimos acontecimientos suscitados en el valle de Tlacolula queremos exponer la siguiente información:

 

El pasado domingo 5 de marzo de 2017 se realizó una asamblea comunitaria en San Mateo Macuilxóchitl, Oaxaca, se trata una de las comunidades que componen el distrito de Tlacolula de Matamoros.

 

La asamblea fue convocada por la autoridad municipal para tratar asuntos de la comunidad,  donde el Agente Municipal informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) lo había estado presionando recientemente para que “donara” 34 hectáreas de tierras comunales, las cuales están cerca de la colindancia con San Juan Guelavia.

 

La finalidad de la petición de la SEDENA, fue instalar parte de una base militar en esta comunidad, la cual albergaría a cerca de 5000 soldados del Ejército Mexicano, además de que se construiría, un hospital de especialidades para militares al cual no tendría acceso la población civil de San Mateo Macuilxóchitl. Es importante mencionar que San Mateo Macuilxochitl tiene cerca de 2600 habitantes.

 

El asunto se analizó en la asamblea de la comunidad, los pobladores concluyeron; “si permitimos  la instalación de esta base militar, perderíamos poder de decisión sobre lo nuestro”.

 

De igual forma en la comunidad vecina de Teotitlán del Valle la SEDENA se acercó con la intención de solicitar la donación de cerca de 300 hectáreas de su territorio para la instalación de la mencionada Zona Militar, en asamblea general convocada expresamente para tratar el tema, la comunidad acordó un rotundo NO a la donación y/o venta de la propiedad comunal.

 

Ante estos dos contundentes rechazos, en días más recientes -por testimonio de habitantes de la cabecera municipal de Tlacolula de Matamoros- nos enteramos de la presencia de representantes de la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), que en reuniones con sólo ejidatarios del área donde ahora pretender llevar a cabo el proyecto –parcelas colindantes con Tanivet-, ofrecieron una cuantiosa suma de dinero a cada propietario para la compra de sus terrenos.

 

Podemos entender la necesidad del Estado para instalar una Zona Militar en el distrito de Tlacolula, a partir de los siguientes datos:

 

Tan solo en el distrito de Tlacolula se tiene contabilizadas hasta ahora 39 concesiones mineras distribuidas a los largo y ancho de dicho distrito, más otras 7 que por su colindancia y extensión ocupan parte del distrito, aunado a esto se encuentra la instalación de torres eléctricas de alta tensión para el proyecto energético “Ixtepec – Yautepec Morelos”.

 

Comprendemos así la urgencia del Estado para tener el control de un territorio sumamente concesionado para megaproyectos, que junto con empresas extranjeras y nacionales, tienen planeados para las regiones de Oaxaca, por control entendemos la militarización completa de la región para así allanar el camino a los grandes intereses de la industria extractivista y energética, desembocado esto en más violencia y represión para las comunidades que se  resuelvan a defender su territorio ante el despojo inminente.

 

Desde que comenzó el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, se aprobaron una serie de megaproyectos para Oaxaca. A su vez, la Secretaría de Economía entregó 344 títulos de concesión minera en el estado para la explotación de oro, plata, plomo, zinc y cobre. Todo esto sin consultar a las respectivas asambleas de los pueblos donde se pretenden explotar dichos minerales y de paso contaminar y dejar inservible el agua que abastece a todo el Estado de Oaxaca.

 

Por lo tanto:

 

Invitamos a las asambleas de las 258 comunidades que conforman el distrito, a las 25 cabeceras municipales, a comenzar la organización necesaria para frenar el avance del control y destrucción de nuestro territorio.

 

Como Red de Esfuerzos Defensa del Territorio (R.E.D.T.):

 

Rechazamos rotundamente la instalación de la zona militar.

Rechazamos las 39 concesiones mineras distribuidas en el distrito de Tlacolula.

 

23 de Marzo del 2017.

 

Red de Esfuerzos Defensa del Territorio (REDT) Oaxaca – Valles Centrales:

 

Grupo de Investigación- Acción Autónoma.

Colectivo Quiyehuixitao – Sn Mateo Macuilxochitl

Espacio Kruz – San Juan Chilateca

Pobladores de San Juan Guelavia, Santiago Matatlan, San Francisco Lachigolo, San Baltazar Guelavila.

Profesores de base de la Sección XXII SNTE-CNTE

 


Crédito de foto: Presidencia de la República vía Flickr.

Share on Facebook27Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone