Top
Las Escuelas Normales Deben Proporcionar el Profesorado – 30-30
fade
5896
post-template-default,single,single-post,postid-5896,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Las Escuelas Normales Deben Proporcionar el Profesorado

Cuahutémoc Ruiz

Las Escuelas Normales Deben Proporcionar el Profesorado

Cuauhtémoc Ruiz

 

Durante décadas, los líderes charros priistas del sindicato nacional de trabajadores de la educación manejaron en su provecho el ingreso del personal que trabajaría como profesores. Estos líderes corruptos vendieron las plazas o se las dieron a personas con la condición de que al ingresar al gremio les dieran apoyo para manipular el sindicato. Otras plazas se las dieron a profesoras a cambio de favores sexuales. Esas prácticas las toleraron y alentaron priistas y panistas. Ahora “investigadores”, “especialistas” y algunos periodistas dicen que lo que motiva la protesta de la CNTE es contar con las plazas para sus allegados o para venderlas. Estos detractores del magisterio democrá tico son como el ladrón que grita: “¡agarren al ladrón!”



Los ideólogos de la contrarreforma educativa afirman que lo justo, correcto y moderno es hacer exámenes a todos los que quieran ser profesores. Es cierto que mediante exámenes bien elaborados pueden seleccionarse algunos buenos docentes. Pero veremos que esto sólo es un poco de verdad y que la mayor parte de verdad sobre el ingreso de profesores la tiene el programa de la CNTE. El mejor método para seleccionar a los mejores profesores es antiguo. Surgió hace casi cien años cuando aparecieron en México las Escuelas Normales, que ahora son instituciones a nivel licenciatura que tienen como fin la formación de maestros y profesores, es decir, forman especialistas en enseñar y en transmitir conocimientos para los primeros niveles educativos.



Una conocedora de este tema, Alicia Civera Cerecedo, escribió que de “las escuelas normales rurales han egresado generaciones de profesores que han trabajado frente a grupo durante años, muchos de ellos en zonas rurales o urbanas marginales y han conformado una cultura magisterial particular en la que el compromiso social es un componente importante.” Posteriormente hubo escuelas normales también en las zonas urbanas. Todas ellas fueron semilleros de maestros competentes. Otras instituciones educativas en el país, como la UNAM, son templos del saber pero su fin no es la formación de profesores de educación inicial y básica. Lo que corresponde es que la inmensa mayoría de personas que ingresen como maestros sean egresados de las Normales, sin que tengan que presentar examen de admisión, pues ya fueron aprobados por esas instituciones. Si no existen suficientes profesores de las Normales, podrían contratarse profesores provenientes de otras instituciones mediante examen de admisión.



En el V Congreso de los maestros de Oaxaca, a principios de abril, se ratificó que las Normales deben proveer los maestros:


Se exige que el Estado garantice la contratación automática de los estudiantes egresados de las Escuelas Normales públicas, mediante la bilateralidad (Estado-sindicato) para ser incluida en el proyecto de ley, así como el fortalecimiento académico e infraestructural a las escuelas normales.” Resolutivo número 8, V Congreso Estatal de la Sección 22 del magisterio, Oaxaca, Mesa 2, 3 y 4 de abril de 2019.



Las Escuelas Normales públicas han sido agredidas en los años pasados. Han sido vituperadas y denigradas. Muchas fueron cerradas o se les ha asfixiado económicamente. Los 43 normalistas de Ayotzinapa que fueron desaparecidos estaban luchando precisamente por mejores condiciones para estudiar y prepararse como buenos maestros. Una verdadera reforma educativa debe impular, desarrollar y mejorar las Escuelas Normales públicas, rurales y urbanas. Los mejores estudiantes de estas escuelas son los que deben ser los futuros docentes. Se les debe de contratar sin que tengan que concursar o competir por una plaza.

 

 

Imagen: Mural colectivo, Xfamilia, en escuela normal Tlapa, Gro.


Cuauhtémoc Ruiz es dirigente del Partido Obrero Socialista.