Top
Hay que seguir luchando, dicen los expresos de la Policía Comunitaria – 30-30
fade
4719
post-template-default,single,single-post,postid-4719,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Hay que seguir luchando, dicen los expresos de la Policía Comunitaria

Carabina 30-30

Hay que seguir luchando, dicen los expresos de la Policía Comunitaria

Carabina 30-30

Hablamos con Eleuterio García Carmen y Ángel García, policías comunitarios de la montaña de Guerrero. Junto con otros siete comunitarios estuvieron presos durante casi tres años en la cárcel de Ayutla, hasta hace unas pocas semanas, cuando seis de ellos obtuvieron la libertad bajo fianza. Fueron capturados por un operativo conjunto de la marina y la policía federal y ministerial en agosto de 2013. Hablaron para Carabina 30-30 de su detención, de su voluntad de seguir luchando y fortaleciendo la Policía Comunitaria y de su sed de justicia: Arturo Campos, Gonzalo Molina y Samuel Ramírez siguen en la cárcel.

 

Ángel García: En la operación de captura participó la marina, la federal, estatal, ministerial. En la Casa de Justicia del Paraíso, para custodiarla se turnan por semana cincuenta policías (comunitarios). En ese momento, en la semana que caímos presos, estaba un grupo de policías que eran del Charquito. Al ver que llegó el gobierno para detenerlos, solicitaron el apoyo de nosotros para defender la casa. En ningún momento pensamos que nos iban a detener. Llegan, nos detienen y con lujo de violencia nos tiran sobre la patrulla, nos golpean. Detuvieron en ese momento, entre a 20-30 compañeros, aparte de rescatar a los delincuentes que estaban en reeducación. Se los llevaron y al poco tiempo los liberaron, pero a nosotros que éramos de la policía comunitaria, que no hicimos ningún delito, ora sí que por hacer un bien a nosotros sí nos dejaron presos.

 

Eleuterio García: El 22 de agosto de 2013 el gobierno entró a nuestra comunidad, a nuestros pueblos,  y con lujo de violencia los entre militares, la marina, los federales la estatal y los municipales -todos los niveles del gobierno- nos desarmaron. Llegaron como a las 7 de la noche y le quitaron las armas a la policía comunitaria. Yo soy consejero de la policía comunitaria de mi pueblo (El Paraíso).

Nosotros le damos un servicio a la comunidad, nosotros no ganamos ni un peso, y a pesar de eso estuvimos presos casi tres años. Nosotros queremos seguir luchando. Nuestra liberación fue bajo fianza, seguimos libres pero tuvimos que pagar. Nos seguimos manifestando para que el gobernador nos haga el favor de reabrir nuestros expedientes, en el municipio de Ayutla, para que ya nos vayamos a firmar tan lejos, porque son demasiados gastos. Es demasiado lejos y demasiado dinero.

Nosotros somos indígenas, el gobierno sabe esto. No tenemos dinero, y violaron nuestros derechos, violaron la ley 701 (del estado de Guerrero, que reconoce a las Policías Comunitarias) y el Convenio 169 de la OIT. A  mí me gustaría decir todo lo que yo sentí, todo lo que yo sufrí. Dejé a mi familia, dejé a mis hijos.

Pero no me da miedo la lucha. Yo quiero seguir luchando, por el bien de los pueblos, por defender a nuestras familias, a nuestros hijos, a mi pueblo. Yo quiero seguir luchando y no me da miedo, no me da pena decir lo que soy, yo soy indígena, soy humilde. No estoy de acuerdo con lo que hizo el gobierno con nosotros. El gobierno tiene que reconocer lo que hizo, y tiene que respetar nuestros derechos como indígenas y que respeten el sistema de justicia de la policía Comunitaria.

No soy delincuente, no soy secuestrador, el gobierno siempre está con la maña, con la con los delincuentes. Nosotros sabemos bien quién es el gobierno. Estuvimos presos. Ellos comen del mismo plato que la delincuencia organizada. Es lo mismo. Así como desaparecieron a las 43 normalistas, sabemos que fueron ellos. Esperemos que el gobierno los entregue, pero los entregue vivos, del mismo modo que queremos que liberen a nuestros compañeros de la Comunitaria, a Arturo Campos, a nuestros compañeros Gonzalo Molina y Samuel Ramírez. Son gente humilde, son gente inocente, son indígenas que están luchando por el pueblo, no están luchando por ellos mismos. Están luchando por el bien de nuestras comunidades y de nuestro sistema de justicia.

Nosotros queremos que se respete el sistema de la policía comunitaria, pero el gobierno no lo hace y  viola nuestros derechos.

 

Crédito de foto: Camilo Ruiz

 

Share on Facebook80Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone