Top
Comunidad para afrontar el Coronavirus. Higiene. – 30-30
fade
6229
post-template-default,single,single-post,postid-6229,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Comunidad para afrontar el Coronavirus. Higiene.

Guía Comunitaria. Partido Obrero Socialista.

Comunidad para afrontar el Coronavirus. Higiene.

 

COVID-19 es el nombre de la enfermedad que que ha disparado la pandemia que estamos viendo actualmente, dicha enfermedad es causada por el virus SARS-CoV 2. Los virus son agentes infeccioso mucho más pequeños que las bacterias de tuberculosis y estreptococos. Es imposible observarlos con microscopios ópticos.

 

 

Rol del SARS-CoV 2 en la infección.

Los virus no solo son pequeños, también son estructuralmente simples, en el caso del SARS-CoV 2 cada virión (cada “individuo” del virus) está compuesto de tres partes pincipales:

 

– ARN: material que entra a la célula y la infecta para que el virus pueda reproducirse.

– Cápside: Cobertura que protege al ARN.

– Proteínas: ayudan a la estructura de la cápside y a encontrar las células objetivo del virión.

 

Una vez que el virus entra al cuerpo, viaja por el sistema circulatorio hasta dar con las células que puede infectar, en este caso células del sistema respiratorio llamadas neumocitos tipo II. Cuando las proteínas del virión se unen a la célula, el virión entra y el ARN es liberado. La célula huésped es “re-programada” para que se convierta en una fábrica de virus que los diseminará por el sistema circulatorio hasta que se quede sin recursos, o hasta que las defensas del cuerpo detecten la infección. En ambos casos eventualmente la célula es destruida.

 

 

Entrada del SARS-CoV 2 en el cuerpo.

Mientras existan viriones en el cuerpo se corre el riesgo de contraer COVID-19, y la saliva, heces, orina y mucosa de las personas infectadas se vuelven un vector de transmisión. Cuando alguien  estornuda gotitas microscópicas de saliva y secreciones nasales salen disparadas a velocidades de entre 70 y 150 km/h, llevando consigo viriones. 

Es por eso que se recomienda la exposición mínima necesaria a lugares públicos y mantener una distancia de 2 metros como mínimo, ya que si el virus entra en tus ojos o boca existe una gran probabilidad que contraigas COVID-19. Aun si no eres expuesto directamente al virus, este puede permanecer activo en superficies de 9 a 28 días dependiendo de la temperatura del ambiente, por lo que el tocarse accidentalmente los ojos, la nariz o la boca con manos que tocaron dichas superficies puede ser también un riesgo.

 

 

Interacción del jabón con el SARS-CoV 2.

El virus es así de resistente gracias a la cápside o caparazón que lo protege, sin esta envoltura el virión sería fácilmente diluido en el agua del cuerpo y no podría sobrevivir más de unos minutos en superficies. Esta envoltura está hecha de lípidos, es decir, tiene propiedades similares a las grasas animales o a los aceites de cocina. La unión de varias de estas moléculas forma una estructura “bicapa” con partes que son atraídas por el agua y partes que la repelen. La membrana celular esta conformada por la misma bicapa, lo que permite al virus entrar con facilidad. Los jabones a su vez están compuestos por moléculas con una parte que es atraída por el agua y otra parte que es atraída por las grasas.

Cuando mojas tus manos o las superficies, en preparación para lavarlas, el virus no se ve afectado porque la bicapa de la cápside defiende al ARN del agua. Pero cuando enjabonas tu manos, las moléculas de jabón “jalan” a los lipídos de la cápside, permitiendo al agua penetrar, y el virus es disuelto. 

Cuando enjuagas el jabón, junto con él se van los restos del virión. Este es exactamente el mismo fenómeno que permite limpiar la grasa mugrienta de los trastes sucios, una reacción química que involucra jabón para disolver en agua los aceites.

 

 

Lavado ideal de manos.

El lavado de manos es un estrategia importante para combatir la propagación y el contagio de COVID-19. La reacción química que destruye la capa protectora del virus necesita, además de jabón y agua, suficiente tiempo. Como en la cocina, no basta juntar los ingredientes al fuego, hay que dar el tiempo necesario a cada receta para alcanzar el sazón. 

 Por esto recomendamos para un lavado óptimo de manos:

 

– Quitar anillos, relojes o cualquier cosa que impida enjabonar toda la piel, o que sean superficies donde el virus pueda permanecer.

– Tener uñas cortas y sin esmalte para poder lavar mejor los dedos.

– Enjuagar con agua abundante, no solo ayuda a la acción del jabón, también remueve partículas más grandes por acción mecánica.

– Frotar hasta tener abundante espuma.

– Frota las palmas entre sí con los dedos juntos, y también con los dedos entrelazados.

– Con la palma de una mano frota el dorso de la otra y de los dedos, luego cambia de posición y haz lo mismo para la otra mano.

– Toma el pulgar de una mano con la otra y frota con movimientos de rotación, haz lo mismo con el otro pulgar.

– Enjuaga con agua moderada.

 

Todo este proceso debe durar al menos 20 segundos para garantizar que el jabón penetre todos los pliegues de la mano y tenga tiempo para reaccionar con el virus.

 

 

Alcohol en gel como alternativa al lavado de manos.

Si bien el alcohol en concentraciones de 60% o mayores también pueden destruir el virus, este es mucho más susceptible a fallar debido a condiciones como el sudor de las manos, la suciedad, el polvo, etc. por lo que el lavado de manos es mucho más recomendable que el uso de alcoholes.

 

Acceso a agua potable

El lavado de manos y superficies es un arma poderosísima contra el Covid-19,  prácticamente imposible de usar si no contamos con agua. Ningún gobierno puede jactarse de hacer algo para combatir esta enfermedad si no garantiza el derecho humano al agua.

 

¡Acceso a todas las comunidades y colonias al agua potable sin ningún pretexto!

#AguaParaAyutlaYA

 

 

Bibliografía: 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7138423/
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/pdfdirect/10.1111/tmi.13383
https://www.who.int/ihr/procedures/ihr_committees/en/
http://scielo.sld.cu/pdf/mgi/v29n4/mgi12413.pdf
https://www.medscape.com/slideshow/covid-19-infographics-6012689
https://www.bbc.com/future/article/20200317-covid-19-how-long-does-the-coronavirus-last-on-surfaces
https://www.asu.edu/courses/chm233/notes/derivatives/derivativesRL2/soap.html
https://www.vox.com/science-and-health/2020/3/11/21173187/coronavirus-covid-19-hand-washing-sanitizer-compared-soap-is-dope
http://www.irennorte.gob.pe/pdf/epidemiologia/GUIA-LAVADO-MANO-CLINICO-Y-QUIRURGICO-FINAL-ABV.pdf

Crédito de imagen: Wiki Images.


Guía Comunitaria. Partido Obrero Socialista.