Top
Colosio: la doble conspiración. 3 Así se preparó el crimen. – 30-30
fade
5692
post-template-default,single,single-post,postid-5692,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

Colosio: la doble conspiración. 3 Así se preparó el crimen.

Cuauhtémoc Ruiz

Colosio: la doble conspiración. 3 Así se preparó el crimen.

Este texto forma parte del libro Colosio: sospechosos y encubridores, de próxima aparición.

 

Parte 3 de 8. Así se preparó el crimen.

Cuauhtémoc Ruiz

 

Alma Rosa Cruz Soto conoció a Mario Aburto en una maquiladora, en la que trabajaban. El 10 de febrero de 1994 fueron de paseo y Aburto le dijo: Que era “político”, “que asistía a unas reuniones” y que sabía que Colosio iba a ir a Tijuana el día 23 o 24 del mes de marzo”, al que iba a matar. Aburto le explicó que iba a matar al candidato porque, si no lo hacía, “a él lo iban a matar”.

 

El 10 de marzo de 1994 Mario Aburto le dijo a su novia Graciela González que pertenecía a un partido político y que se reunían en un departamento, que le señaló cuando iban caminando. El dueño del inmueble era Francisco Terrazas, que había sido abogado de Vicente y Rodolfo Mayoral, cómplices de Aburto en el asesinato, lo que prueba que Mario Aburto y los Mayoral se conocían antes del crimen. Graciela González agregó que el 12 de marzo caminó junto con Mario Aburto por el Parque de la Amistad y de pronto Mario le dijo: “espérame tantito” y se quedó platicando con un hombre con chamarra y gorra negra que después identificó como Tranquilino Sánchez, también su cómplice en el atentado en Lomas Taurinas.

 

El futuro magnicida visitaba dos o tres veces por semana a Vicente Mayoral y a su hijo Rodolfo en los Condominios Alfa Panamericanos. Una vecina, la terapeuta Cristina Vázquez, aseguró que un hombre sumamente parecido al detenido en Lomas Taurinas se presentaba en esos condominios para reunirse con los Mayoral. En varias ocasiones le tocó cruzarse con Mario Aburto en las escaleras del edificio: Escuchaba que las reuniones se prolongaban hasta altas horas de la noche. Ella y otros de sus vecinos fueron testigos de que los Mayoral y sus invitados practicaban el tiro al blanco en la azotea. Llegaron a descubrir casquillos de balas en el edificio, lo que informó al director jurídico del ISSSTE.”



La familia Zamudio tenía amistad con la familia Aburto. La primera se dedicaba a la compra-venta de armas. Antes del 23 de marzo Mario Aburto ya contaba con un revolver Taurus calibre 38 pero intentó hacerse de una mejor arma, por lo que recurrió a los Zamudio y los visitó varias veces en su domicilio. León Francisco Zamudio declaró que Aburto iba acompañado de Tranquilino Sánchez y de Vicente Mayoral. Marco Antonio Zamudio declaró lo mismo. Isidro Zamudio declaró que Mario se hizo acompañar de Tranquilino en dos ocasiones.



Según el padre de Aburto su hijo le comentó de ciertas reuniones a las que asistía y que hablaban sobre política. El padre de Mario, Rubén Aburto Cortés, dijo que su hijo le confió que había asistido a reuniones políticas secretas, y que entre los asistentes estaban Tranquilino Sánchez y Vicente Mayoral. A la pregunta de si tenía datos concretos que pudiesen demostrar la relación de Mario con ese tipo de personas, Rubén Aburto les enseñó a los reporteros un dibujo con una casa: ‘esta casa la dibujó mi hijo y luego me comentó que es la de Rodolfo Tinajero’”, uno de sus cómplices en el asesinato. La residencia de Rivapalacio Tinajero, jefe del grupo priista TUCAN, es de dos plantas y ocupa una manzana en El Mirador de Tijuana. Es muy parecida a la del dibujo hecho por Mario Aburto antes del crimen, de acuerdo con los reporteros de El Universal que la conocieron.

 

Graciela González declaró que el día del crimen a Mario Aburto lo recogió en la empresa donde laboraba un hombre en un coche azul claro. Esto lo vio también el vigilante Tomás Hernández.

 

Elizabeth Aburto, hermana de Mario, acusó a Jorge Romero, dirigente de la Central Campesina Independiente (CCI), de haber rondado y vigilado su casa días antes del homicidio. Lo reconoció en los videos del 23 de marzo de 1994 como el “hombre con sombrero blanco y lentes oscuros” que estuvo entre los más próximos a Colosio en el instante de su asesinato.

 

Rodolfo Rivapalacio Tinajero, coordinador del grupo TUCAN y Vicente Mayoral, hicieron preguntas a sus vecinos sobre Mario días antes del 23 de marzo de 1994.” Iban en un Ford Scort azul.

 

 

Imagen: Fotografía Detención de Mario Aburto, cortesía MCCI


Cuauhtémoc Ruiz es dirigente del Partido Obrero Socialista.

Parte 2. Colosio: la doble conspiración. El asesino reconoció un complot.

Parte 4. “Fallas” en la seguridad del candidato.