Top
Internacional – 30-30
fade
7
archive,category,category-internacional,category-7,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

En dónde estamos y cómo llegamos aquí

Andrea Bauer   Publicamos fragmentos del documento titulado “Estamos ante algo grande”, emitido por la convención del FSP de septiembre de 2016.   Estas secciones analizan la naturaleza económica y política de estos tiempos y la historia que condujo a la realidad actual. Otras examinan el decline de la...

Andrea Bauer   Public...

Leer más

Contra el TLC

Ramón I. Centeno

Cuando la Unión Soviética colapsó en 1991, los voceros e intelectuales de Washington se apresuraron a anunciar el fin de las ideologías. En efecto, ante el colapso de la amenaza comunista, ¿acaso no entrábamos al reino de la razón y el fin de las pasiones desbordadas?

Disputar lo privado y lo público: Una ocupación estudiantil en Paraná, Brasil (II)

Por René Rojas González.

En el edificio principal, no sólo se reusaban los salones como dormitorios, se maximizaba el uso de una pequeña cocina con la que ya contaba la universidad, para preparar las comidas y los refrigerios acorde a los tiempos acostumbrados de alimentación; a manera de comedores, se disponía, sobre todo, de las mesas de la cafetería y del gran patio interno que contaba con bancas largas; se garantizaba el uso de, por lo menos, cuatro baños para las diversas necesidades de higiene y se organizaba la limpieza de los mismos.

Disputar lo privado y lo público: Una ocupación estudiantil en Paraná, Brasil (I)

Por René Rojas González.

Si me preguntaran qué significa ocupar en Brasil, mi respuesta sería la siguiente: ocupar en Brasil es ocupar los latifundios, porque contar con un pedazo de tierra puede ofrecer la oportunidad de aprovechar la naturaleza en algún grado; es ocupar los edificios públicos, porque, por lo menos, es necesario incomodar al Estado para torcerlo y garantizar que respete la producción de la vida; es ocupar las escuelas, porque la educación no conoce de presupuestos gubernamentales y es más que la aceptación de materias planificadas.