Top
AMLO abre la economía atendiendo a las empresas, no a la salud – 30-30
fade
6301
post-template-default,single,single-post,postid-6301,single-format-standard,eltd-core-1.0,flow-ver-1.2,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1480,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default

AMLO abre la economía atendiendo a las empresas, no a la salud

Partido Obrero Socialista

AMLO abre la economía atendiendo a las empresas, no a la salud

Partido Obrero Socialista     14 de mayo 2020.

El mismo presidente lo dijo la mañana de hoy: estamos pasando por los días más difíciles de la pandemia. A pesar de ello, el gobierno anunció ayer que permitirá que algunas industrias y empresas no esenciales reinicien actividades dentro de pocos días. El gobierno mexicano cede así a las presiones de Washington y de los capitalistas norteamericanos y mexicanos. La salud y la vida de la clase obrera mexicana será puesta en mayor peligro.

 

Millones de mexicanos nunca guardaron cuarentena, pero no sólo porque desempeñan labores imprescindibles. Hace más de un mes AMLO decretó que los obreros de las industrias del acero, el vidrio y el cemento deberían seguir laborando, así como los albañiles de las principales obras de su administración. Decenas de miles de trabajadores fueron forzados a trabajar para proyectos cuya ejecución pudo haberse postergado. AMLO expuso innecesariamente su salud y vidas.

 

Además, tanto el gobierno federal como algunos gobernadores en los hechos permitieron que numerosas factorías y maquiladoras no esenciales continuaran laborando. Los negocios del archimillonario Salinas Pliego continuaron activos hasta hace unos días y murieron algunos de sus empleados por la Covid. En cuanto a las maquiladoras, la complicidad del gobierno federal con los empresarios también es evidente para que continúen activas, y murieron muchos operarios. Ello ocurrió en Chihuahua, Baja California, Coahuila y Jalisco, cuando menos.

 

La verdadera política ante la pandemia del imperio norteamericano y la mayoría de empresarios mexicanos es que la economía no se detenga y a esta voluntad ha terminado plegándose total, ya no sólo parcialmente, el Gobierno. Desde fines de abril, Washington, legisladores y empresarios del país del Norte presionaron para lo que hoy satisface AMLO. [i]

 

Para el Partido Obrero Socialista lo primero son los derechos a la salud y a la vida de los mexicanos. Nos oponemos a que en el momento más crítico y trágico de la pandemia se obligue a los trabajadores a acudir a laborar. 

 

El gobierno ha resuelto que será él mismo -las autoridades-, las que determinarán los protocolos que deberán observarse para que los operarios trabajen con garantía de salud. Demandamos que los trabajadores sean tomados en cuenta y que sean ellos los que decidan si se pueden reiniciar actividades o no.

 

El Gobierno no debe aprovecharse del temor de los trabajadores a ser despedidos si no acuden a reiniciar labores, ni del hambre de millones que necesitan ocuparse en algo para llevar comida a sus mesas. El gobierno debe pagar un salario universal mientras dure la pandemia para que todos puedan satisfacer sus necesidades y no se vean obligados a exponer sus vidas.


[i] “Pasos para reabrir la industria”, Enrique Quintana, El Financiero, 30/4/2020.

 

 

Crédito de imagen: POS


Partido Obrero Socialista.